Blog de historia del arte de Teodoro Ignacio Fernández Sampedro

sábado, 12 de noviembre de 2011

ACERCA DEL RENACIMIENTO

Tomado de Alfonso PEREZ SÁNCHEZ;  "Historia del Arte" publicado en Madrid, 1979.


Se entiende por Renacimiento el fenómeno cultural que, en el inicio de la Edad Media, retoma los principios de la Antigüedad Clásica (Grecia y Roma), actualizándola a través del Humanismo, sin renunciar a la tradición cristiana, pero sustituyendo la omnipresencia de lo religioso del mundo medieval por una afirmación de los valores del mundo y del hombre, independientemente de su trascendencia religiosa.
A la concepción estática del universo, en todos sus aspectos, va a suceder una visión dinámica plena de iniciativas y experimentaciones, que en el transcurso de algo de menos de un siglo va a cambiar el panorama económico, social, político, científico y, aún geográfico, del mundo.


En el aspecto artístico, el Renacimiento supone la sustitución del sistema formal del mundo gótico por otro distinto, apoyado en los modelos de la antigüedad greco-romana que comienzan a estudiarse con criterio riguroso, buscando en ellos unas definiciones "científicas" o, al menos. matemáticas, de la belleza y la armonía.
La belleza no va a ser ya el reflejo de la divinidad, como en el arte medieval, sino la expresión de un orden intelectual y profano que, en la medida, el número y la proporción, encuentran su propio lenguaje. La naturaleza será estudiada en si misma, al margen de su vinculación a lo divino, se encontrará en una ciencia nueva, la perspectiva, el modo adecuado de su representación, y el cuerpo humano desnudo será sumun de las perfecciones y el objeto fundamental de los artistas, como reflejo del antropocentrismo (el hombre como centro y referencia de la existencia) del pensamiento humanista.



Como es lógico, es en Italia donde cristaliza antes esta nueva visión del mundo y del arte. Avanzada económica y socialmente por su organización de ciudades abiertas y enriquecida por el comercio europeo a lo largo de toda la Edad Media, en el siglo XV madura Italia sus formas en contacto analítico con los abundantísimos restos del mundo romano presentes en su suelo, que la burguesía acomodadada, estudia y valora como índice de cultura.
A lo largo de toda la Edad Media, Italia mantuvo una supervivencia de los elementos clásicos, quizá instintiva, pero que ha dotado de una personalidad diferente a los estilos europeos que llegaban a su suelo, interpretados siempre con u  cierto clasicismo de proporciones y espíritu. Así Giotto en la pintura gótica, o Nicolás Pisano en la escultura gótica, están impregnados, ambos de evidentes recuerdos de la escultura clásica romana. Es por tanto difícil fijar una fecha para la aparición del Renacimiento en Italia.


Por el contrario, en el resto de Europa, donde el Gótico final alcanza un extraordinario florecimiento, puede señalarse con toda precisión el momento en que irrumpen las formas maduradas de Italia. El Renacimiento español, francés, alemán, es un fenómeno surgido al contacto con lo italiano y sus orígenes temporales hay que fijarlos en torno a 1490-1500, cuando en Italia ya se ha realizado mucho de lo más significativo del nuevo estilo.



Teodoro Fernández

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada